Un cupcake, también conocido como fairy cake o patty cake es una pequeña tarta para una sola persona, frecuentemente cocinada en un molde similar al empleado para hacer magdalenas o muffins.

Esta receta nace en Estados Unidos en el siglo XIX teniendo una base similar a la de cualquier otra tarta: mantequilla, azúcar, huevos y harina. La mayoría de las recetas para tartas pueden servir, y debido a su reducido tamaño se realizan más rápido que una tarta común. Lo más habitual es que se elaboren en moldes al uso, similares a los empleados para hacer muffins e incluye añadidos como glaseados y virutas.

  • Minicupcakes: Tan apetecibles como los originales. Un pequeño placer.
  • Básico: Elige el sabor de tus cupcakes y combínalo con el frosting que más te guste. Decoraciones de azúcar.
  • Especial: Añadele a tus cupcakes básicos una decoración personalizada con modelado de fondant.